Buscar
  • cgines

Del teletrabajo al coworking


El coworking es una de las apuestas más interesantes en la actualidad en cuanto a espacios de oficinas.

Las nuevas tecnologías han supuesto un avance en la vida laboral. El acceso a internet, cada vez más rápido, y las nuevas herramientas que se desarrollan cada día para facilitar las labores administrativas ha cambiado el mundo laboral definitivamente.

Ya no es necesario acudir diariamente a una oficina para trabajar. Un terminal conectado a internet es suficiente, en ocasiones, para realizar una actividad profesional. La oficina ha dejado de ser un espacio físico para convertirse en el propio trabajo que desarrollamos.

En este nuevo entorno surgió hace unos años la tendencia por el teletrabajo. La actividad laboral desde el hogar se postulaba como la mejor alternativa. Ahorro en costes, autonomía y mayor productividad parecían ser las ventajas principales de esta nueva opción.

El tiempo ha demostrado que lo que parecían ser una tendencia del futuro tenía sus desventajas. Trabajar en casa impide separar la vida laboral de la familiar. Puede inducir a la soledad, al disminuir las relaciones sociales y termina con los horarios de trabajo.

Además de estos inconvenientes, hay otro obstáculo que en muchos casos es definitivo para no decidirse por el teletrabajo. La imposibilidad de establecer relaciones comerciales y profesionales.

El teletrabajo necesitaba una evolución y el coworking surge como la solución a las dificultades del trabajo desde el hogar.

Coworking es una oficina compartida en la que se trabaja en un espacio común pero de manera independiente. La idea es desarrollar la labor profesional como si se estuviera en casa pero acompañado por otros profesionales con los que se pueda compartir ideas, capacidades y frustraciones.

El trabajador del coworking no encuentra las dificultades de soledad, de desconexión en su vida familiar ni pierde las posibilidades comerciales. Está entre compañeros que aunque no pertenezcan a su empresa ni realicen la misma labor profesional, pueden enriquecerle profesionalmente y amplía su oportunidad de negocio.

A pesar de que el coworking parece ser una opción pensada expresamente para trabajadores independientes, ofrece diferentes posibilidades. Desde una mesa de trabajo para un autónomo hasta espacios para un equipo de trabajo que tiene las posibilidades de ampliarse conforme la empresa vaya creciendo.

En el Centro Empresarial De Aragón sabemos que lo realmente importante es el capital humano y en base a ello hemos diseñado espacios en los que se fomenta e incentiva la creatividad y el trabajo en equipo, por eso nosotros también apostamos por el coworking.

Fotografia: “Business Lady Using Laptop In Park” by adamr


0 vistas

© 2015 by